Aceptando los cambios familiares que vienen con una lesión cerebral traumática

Cuando un miembro de una familia tiene un golpe de la cabeza con un trauma craneoencefálico, como decimos en el campo médico, y tienen todos estos problemas que resultan, es un choque a la familia, y puede ser un cargo grande a todo si afecta cada uno en una manera diferente y también este incluso si es una familia en transición que está aquí, algunos hablan inglés, otros no hablan inglés, algunos entienden en el sistema de salud aquí, otros entienden menos de eso, y tienen varios ideas al dentro de la familia cómo trabajar con eso. Y sabemos que estos golpes de la cabeza pasan más que todo a hombres, más que todo a jóvenes: entre como quince, veinticinco, treinta años y entonces muchas veces estas son personas que tal vez están en una posición de responsabilidad a una familia y ni solamente de responsabilidad sino también de autoridad; y si pierden algo de su capacidad de autocontrol, si tiene dificuldad este enojo, si tiene dificuldad este juicio, o de memoria, entonces a veces es necesario por la seguridad de la familia que otros toman algún parte de esta responsabilidad y dan guías en las decisiones. Sin embargo, muchas veces, este cuesta en la familia, porque no quieren afrontar la autoridad de la persona y entonces cuando pasa eso, pues como con todas las cosas tiene que tomar en cuenta otros miembros de la familia, tal vez los abuelos van a decir algo en eso, y después de los primeros meses de este problema, cuando pasamos a una etapa más estable, más permanente, cuando estamos fuera de la recuperación rápida y estamos en las, los pasos de recuperación poco a poco, muchas veces cae a la persona con lesión, con el golpe, una tristeza de lo que ha perdido. Y piensa que, pues, ahora no puede ser el mismo miembro de la familia, “No puedo.” Los otros dicen que, “No puedo dar disciplina a mis hijos,” o algo así, “por mi problema de enojo.” O, “Yo siento muy malo, muy triste, y tal vez yo estoy enojado con mi esposa, con mis padres, o con mi hermano,” algo así. Y cuando yo trabajo con gente en esta situación en la familia yo pienso: Pues, ¿pero si que puede hacer ahora? Si está preservado su papel en la familia; que tal vez ahora es el tiempo para una colaboración entre los dos padres en el cuido de los niños, y llegamos a un acuerdo: lo que hacemos, cómo seguimos con ellos. Tal vez es algo de pensar. Pues en Latin America tal vez no es muy común que el hombre toma el papel de, pues como se dice “ama de casa” o “cuidador de la casa, de la familia,” sino es más común en ese país cuando es apropiado y a veces por un rato puede tomar esta posición y tener algún sentido que: “Sí, es lo que yo puedo y quiero hacerlo, quiero ser padre bueno en este momento.” Y entonces estos cambios de papeles, tenemos que tener algo de flexibilidad, tenemos que pensar en la familia en todo, cuáles son las necesidades, cuáles son las posibilidades ahora, que podemos hacer en esta situación. Espero que yo explico bien esto, es un proceso un poco complicado, muy diferente para cada familia, sino si pensamos en esta en una manera abierta con consultas de otras familias que tienen experiencias semejantes, con la comunidad con las profesionales tal vez podemos llegar a un abordaje que sirve para futuro.

Dr. Judd explica cómo los papeles familiares pueden cambiar después de una lesión cerebral, y cómo el paciente y los familiares pueden acostumbrarse a los cambios.

Transcripción de este vídeo.

Posted on BrainLine December 16, 2010.

Producido por Lydia Breiseth y Brian King de BrainLine.org.