El enojo después de lesión cerebral

Tedd Judd, Hispanic Neuropsychological Society
El Enojo Después de Lesión Cerebral

View this article in English >

Las clasas de enojo después de la lesión cerebral

El enojo es un problema muy común después de las lesiones cerebrales. Cuando alguien con una lesión cerebral tiene un problema con el enojo, usualmente hay varias causas actuando de manera combinada. Alguna gente se enoja contra la lesión o con los problemas, que llegaron con ella, tales como las inhabilidades y la pérdida del empleo, de los amigos, de dinero y del control sobre su propia vida. Algunas personas eran ya iracundas antes de la lesión y continúan con ese problema. (En nuestra experiencia hemos visto, que la gente, que no conoce a la persona con lesión cerebral, a menudo asume rápidamente, que la culpa es sólo de la personalidad). Sin embargo también mucha gente desarrolla enojo impulsivo como un efecto directo de la lesión en el cerebro. En otras palabras, las partes del cerebro que inhiben la conducta y los sentimientos de enojo han sido dañadas y por eso no realizan bien su trabajo. Eso significa, que el umbral de enojo de la persona es bajo, de manera que él o ella se enojan con más facilidad y más intensamente. Podemos decir, que este enojo impulsivo es debido directamente a la lesión cerebral cuando:

  • El enojo comienza con la lesión cerebral o se empeora por su causa.
  • Los sentimientos de enojo llegan y se van relativamente de manera repentina.
  • Los episodios de enojo pueden ser respuesta a eventos menores.
  • La persona, que tiene los episodios de enojo, es sorprendida, desconcertada y angustiada por ellos.
  • El enojo se empeora con la tensión fisiológica, tal como la fatiga, el dolor o el nivel bajo de azúcar en la sangre.

Ese fue el problema, que tuvo José. José era un hombre tranquilo, un contador, activo en su iglesia y asistente del entrenador de las divisiones menores del equipo de fútbol. Nunca bebía ni utilizada drogas, era saludable, y nunca se había metido en pleitos ni en problemas con la ley. Era apreciado en la comunidad. Su esposa dijo, que raramente se enojaba y que cuando lo hacía por lo general se ponía de mal humor. Pero cuando su carro fue golpeado por un conductor ebrio y José se golpeó la cabeza contra la ventana, todo cambió. Perdió el conciencia durante cinco minutos, pero después de haber sido examinado en la sala de emergencias fue enviado a casa. Regresó al trabajo una semana después, pero comenzó a tener problemas de concentración y de memoria. Peor aún, comenzó a gritar a su esposa y a los hijos, a menudo por cosas pequeñas, como cuando se reían al mirar la televisión. Un día en el trabajo rompió el tablero de la computadora al golpearlo con una engrapadora, y algunas veces rompía los papeles en los que estaba trabajando. Después de cada uno de esos episodios quedaba muy angustiado y apologético. Llegó en busca de ayuda después de haber discutido en voz alta con su hija durante el servicio religioso del miércoles por la noche, porque ella estaba jugando con su programa.

Con José fue claro, que estaba teniendo enojo impulsivo como resultado de la lesión en la cabeza. Cuando otras causas, más afines al enojo están también presentes, como lo son una personalidad difícil, abuso de alcohol o el enojo mismo por la lesión, el enojo impulsivo resultante directo de la lesión cerebral puede pasar inadvertido. Es importante tratar de identificar y de tratar también esa parte del enojo.

Manejo del enojo impulsivo resultante de la lesión cerebral

Cuando las personas que han sufrido de una lesión cerebral primero se despiertan del coma, están por lo general desorientadas, confundidas y a menudo están agitadas. No comprenden, que es lo que sucede a su alrededor, y realmente no son responsables de sus propias acciones. Es responsabilidad de la gente, que los cuidan de mantenerlos a salvo, aún cuando eso signifique, que deban restringirles o usar medicamentos, cuando sea absolutamente necesario. Al irse recuperando, comienzan gradualmente a ser capaces de controlarse a si mismos. El equipo de tratamiento y sus familias les pueden enseñar gradualmente, lo que ellos han aprendido acerca de las mejores formas de manejar sus sentimientos de enojo. Ya que el "umbral de enojo" o el "punto de explosión" de esas personas ha descendido, ellas necesitan reaprender, como manejar sus reacciones cambiadas. Junto a la rehabilitación física y cognitiva, necesitan también la rehabilitación emocional.

Comprendiendo el enojo

La persona con lesión cerebral es de alguna forma una persona diferente. Lo que los hace enojarse puede ser diferente. Necesitamos saber, cuáles son esas cosas. Aquí hay algunos factores, que contribuyen al enojo después de la lesión cerebral:

Factores de enojo

Factores de estimulación:

  • Alto nivel de ruido o de actividad
  • Eventos inesperados
  • Falta de estructura

Factores personales:

  • Frustración
  • Miedo o ansiedad
  • Angustia, vergüenza o culpa
  • Descubrimiento o confrontación de los problemas
  • Deterioros cognitivos, especialmente:
  • Déficits de memoria, especialmente confabulación (recordar cosas, que no han sucedido)
  • Deterioro de la comunicación
  • Pensamiento rígido

Factores médicos:

  • Dolor
  • Fatiga
  • Hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre)
  • Medicación (¿niveles altos o bajos?)
  • Alcohol o drogas

Las formas como él o ella muestran el enojo puede ser diferente también. Aquí hay algunas señales comunes de enojo después de lesión cerebral:

Señales alertadoras del enojo

Señales del habla:

  • Voz alta
  • Maldiciones
  • Insultos
  • Amenazas

Señales conductales:

  • Apretar los puños
  • Aumento del movimiento y agitación
  • Cara de enojo
  • Movimientos hacia el objeto del enojo
  • Lanzamiento de cosas
  • Amenazas a la gente
  • Búsqueda y maniobra con armas
  • Golpear, patear, o otras formas de violencia

Señales fisiológicas:

  • Respiración rápida
  • Latido rápido del corazón
  • Transpiración
  • Alerta y precipitación
  • Músculos tensos
  • Rostro ruborizado
  • Los ojos saltados

Señales mentales:

  • Fantasías de hacer algunas de las peroratas o señales de comportamiento
  • Pensamientos negativos acerca de los demás, algo así como, "Ella es una p***." "yo lo odio a él". "Me gustaría, que la atropellara un camión". "Por qué no deja de fastidiarme?".
  • Confusión
  • Sentimientos de frustración
  • Sentimientos de temor y ansiedad
  • Sentimientos de angustia, vergüenza, culpa
  • Sentimientos de lástima

Estrategias tempranas

Estas estrategias son para ser usadas por el equipo y por la familia, cuando la persona con la lesión cerebral está todavía demasiado confundida, como para ser responsable de sus propias acciones. Es importante, tanto para el equipo como para la familia, que recuerden, que durante ese tiempo el enojo es debido a la lesión y por lo tanto no deben tomarlo de manera personal.

Prevención

  • Hacer más seguro el ambiente
    • Eliminar las armas potenciales
    • Tener fuera del alcance del pac. el alcohol y las drogas
    • Tener fuera del alcance del pac. los vehículos y las herramientas peligrosas
  • Regular el nivel de estimulación
    • Algunas personas necesitan evitar la sobreestimulación, mientras, que otros necesitan mantenerse ocupados y distraídos
  • Proveer el nivel apropiado de supervisión
    • Proveer el ambiente seguro menos restrictivo posible
  • Proveer la orientación necesaria
    • Mucho del enojo en una persona agitada, confusa y desorientada puede provenir de la mala percepción y de la mala comprensión de la situación.
    • El equipo y la familia deben recordar a la persona con frecuencia el lugar, donde está, lo que está pasando y por qué.

El Manejo

  • Retirada
    • Dejar a la persona sola por un corto período de tiempo, si se puede hacer de manera segura. Al salir, decirle brevemente, lo que está usted haciendo y por qué. "Estás comenzando a estar inquieto (a), de manera que te dejaremos solo (a) por unos minutos y así podrás calmarte".
  • Distraer
    • Cambiarle el sujeto, el foco de actividad o de localización.
    • Cuando sea posible usar un objeto concreto como foco de actividad.
  • Reorientar y Reasegurar
    • Recuerde a la persona el lugar, donde está, lo que está pasando y por qué.
    • Tratar de aclarar los malentendidos, cuando se puede hacer sin renovar el argumento.
    • Orientar a la personas hacia actividades, que podrían reducir su agitación, tales como relajación dirigida.

Estrategias de auto-control

Se recomienda utilizar estas estrategias en la fase, cuando la persona con la lesión cerebral, ha recuperado las suficientes habilidades de aprendizaje y la conciencia para comenzar a cooperar en el aprendizaje de control del enojo.

"Retirarse, Calmarse, Intentarlo de nuevo": A menudo, cuando la gente se enoja piensa menos claramente, y esto es aún más cierto si ha sufrido lesiones cerebrales. Dado que el enojo impulsivo resultante de la lesión cerebral aparece y desaparece repentinamente, una manera efectiva de manejarlo es que la persona con enojo se retire, se calme y trate de nuevo. Esta estrategia puede ser dicha con las propias palabras del individuo o con cualquier expresión, que le resulte cómoda, como por ej. "Retirarse, Relajarse, Volver", o "Hacer una pausa", o un "Tiempo fuera".

Retirarse: Cuando las señales de advertencia del enojo aparecen la persona debe dejar la situación e ir a un lugar seguro. Primero, la persona con el problema de enojo no recordará, lo que debe hacer. Entonces los otros deben sugerirle, que salga. Si la persona no sale, entonces las otras personas presentes deberán salir en lugar de ella si es posible. La práctica del retiro (simulacro), cuando no hay enojo, ayuda a que ese se realice más fácilmente, cuando sea realmente necesario.

Calmarse: Cuando la persona se ha retirado a un lugar seguro, debe trabajar para calmarse. Se pueden utilizar muchas técnicas para calmarse. Esas incluyen :

  • Respiración profunda
  • Sentarse de manera tranquila
  • Cerrar los ojos
  • Música ligera
  • Ejercicios físicos
  • Meditación
  • Orar

Prepararse para regresar: Una vez calmada, la persona necesita prepararse para regresar a la situación. Las preparaciones posibles incluyen:

Lista de cuestiones para revisar, por ej.:

  • ¿Necesito disculparme?
  • ¿Necesito explicar a alguien, por qué salí?
  • ¿Necesito decirle a alguien mis sentimientos?
  • ¿Qué puedo hacer para evitar esto la próxima vez?

Lista de frases para alentar a reflexionar las situaciones, por ej.:

  • "No odio a mi madre, sólo que estoy enojado con ella".
  • "El no es un hijo de p***, sólo estamos en desacuerdo".
  • "Quizás ella tenga un argumento, que yo debería escuchar".

Intentarlo de nuevo: Cuando la persona regresa de un "retiro", el o ella podría necesitar:

  • Explicar el retiro o sus sentimientos
  • Disculparse
  • Hablar del asunto
  • Tomarse su tiempo para hablar acerca de algo
  • Resumir lo que estaba haciendo

Una vez que la persona haya aprendido exitosamente a retirarse, calmarse, regresar, podría empezar a trabajar en la manera de calmarse sin necesidad de retirarse.

Tarjetas guía

El terapeuta, que trabaja con la persona con un problema de enojo, podría hacer tarjetas guía del enojo. La persona con la lesión cerebral debe llevar consigo las tarjetas guía del enojo. Otras copias opcionales podrían estar en los lugares, donde ocurren frecuentes incidentes de enojo, o en los lugares, donde se va a menudo en los "retiros". Una tarjeta típica de recordatorio del enojo podría parecer como esta:

Retiro:

  • Decir: "Me estoy sintiendo enojado. Necesito retirarme".
  • Abandonar la habitación.
  • Sentarme, cerrar los ojos, respirar despacio, profundamente, relajar los músculos.
  • "Estoy aprendiendo a controlar mi enojo, de manera que puedo ya más confortablemente permanecer con la gente".

Reacciones de enojo hacia la lesión cerebral

Enojo hacia la causa de la lesión. La víctima de un daño puede estar enojada hacia la causa de la lesión, por ej. contra un conductor ebrio, un asaltante, una corporación o gobierno. Este tipo de gente necesita ayuda para encontrar canales efectivos y satisfactorios de su enojo. A veces se pueden desahogar con sus amigo o los miembros de su familia.

Reacciones de aflicción: Parte de la naturaleza humana es afligirse cuando se pierde algo, no solamente cuando alguien muere, si no que también, cuando sufrimos una lesión, una enfermedad. Tratamos de encontrar razones para nuestra pérdida. Una parte de la reacción de aflicción es el enojo contra lo que pensamos que la causó. Este enojo puede estar desplazado hacia algo, que tengamos a mano. La gente puede elaborar esas reacciones hablando acerca de sus sentimientos. Esta es una experiencia humana común, que no requiere por lo general de psicoterapeuta, si no que basta una persona de comprensible y de confianza. Sin embargo, problemas de memoria pobre, de juicio, emocionales o de personalidad pueden complicar las reacciones de aflicción, y entonces se hace necesaria la psicoterapia.

Frustración: Cuando la frustración contribuye a la reacciones de enojo, la persona necesita tratar cosas más fáciles. Una preparación específica se puede dar antes de las tareas difíciles. Por ej. "Ahora es tiempo de ir de compras. Sé, que esto para ti es algunas veces frustrante. ¿Cómo sabes, que estás comenzando a estar frustrado y qué puedes hacer en cuanto a eso?

El enojo normal, legítimo: Las personas que han sufrido de lesión cerebral tienen razones legítimas para enojarse. Si su enojo legítimo es desestimado, ignorado o "amenazado", pueden enojarse aún más. Si han expresado su enojo inapropiadamente, sus acciones de enojo se deben manejar separadamente de sus quejas legítimas. No deben ser dejadas sin solución sólo porque hicieron un alboroto, si no que esas quejas no deben ser ignoradas.

Dificultades del pensamiento debidas la lesión cerebral

Deterioro del juicio: El juicio pobre debido a lesión cerebral puede contribuir a los problemas de enojo. Aquí puede ayudar la rehabilitación cognitiva para el juicio. La gente con este tipo de dificultades necesita controlar sus juicios con otra gente, en la que ellos confían. Los cuidadores podrían ayudarles a pensar a través de sus juicios acerca de la gente y de las situaciones.

Egocentrismo: Las lesiones cerebrales dejan a las personas más egocéntricas que antes. La psicoterapia y la rehabilitación cognitiva pueden ambas ayudar en esto. Los cuidadores pueden guiar a la persona, para que tome también en consideración los sentimientos de las otras personas.

Factores médicos

Dolor, dolor de cabeza, fatiga, desórdenes del sueño y bajo nivel de azúcar en la sangre: El incremento de la irritabilidad puede ser una señale de que el tratamiento para el dolor no es adecuado, de que se necesita descanso, o que el nivel de azúcar en la sangre de la persona es bajo. El médico o el equipo de rehabilitación deben ser capaces de identificar esos problemas y su tratamiento.

Alcohol y drogas: El alcohol y las drogas de la calle son muy dañinas para la recuperación de las lesiones cerebrales. El alcohol, la cocaína y las anfetaminas en especial empeoran más los problemas del enojo. Cuando el alcohol o las drogas contribuyen al problemas del enojo, la mejor solución es la abstinencia. Algunas personas sólo necesitan, que se les diga para que lo dejen. Otras necesitan tener el alcohol fuera de su alcance, evitar algunos amigos, etc. Otros necesitan ayuda especializada en cuestiones de abuso de alcohol.

Medicación: El no tomar los medicamento prescritos de manera adecuada también puede contribuir a los problemas del enojo. Se le debe decir al médico, si el pac. no tomalos medicamentos, como le fueron prescritos, y si han habido algunos problemas.

Conclusiones

El enojo es un problema común después de las lesiones cerebrales. Tiene muchas causas, y se pueden ensayar muchas soluciones. El equipo de rehabilitación, los amigos y la familia y la persona misma con la lesión cerebral pueden todos trabajar juntos para comprender y manejar el problema, y ayudar a la persona con la lesión cerebral a trabajar hacia la recuperación del auto-control.

Posted on BrainLine September 19, 2012
Hispanic Neuropsychological Society. Reimpreso con permiso. www.hnps.org. Traducido por Lic. Willy Somarribas.

Add new comment

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.